Blog

Artículos Recomendados

¡SÍ SE PUEDE SER FELIZ!

1. Deja el pasado y el futuro en su lugar, ¡vive hoy!

Es fundamental para ser feliz dejar el pasado y el futuro en su lugar, que el pasado sea una gran enseñanza y el futuro una gran esperanza y lo más importante es:  vivir de a un día a la vez, ya que bien se sabe que:

la depresión es exceso de pasado y la ansiedad es exceso de futuro,

Es fundamental ¡vivir hoy! como nuestro Señor Jesucristo nos lo dice en Mateo 6, 34: "Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal."[i]

DEJA EL PASADO Y PIDE LA GRACIA DE PERDONAR PARA QUE PUEDAS SER LIBRE DE AQUELLAS HERIDAS QUE TE HAN TOCADO VIVIR. Contempla la cruz, Jesús en la Cruz es fuente de sanación de todas nuestras heridas y quiere regalarnos el don del PERDÓN. 

A través del PERDÓN es cuando el SUFRIMIENTO se convierte en SERVICIO para ayudar a otros que hubieran sufrido una cruz similar a la tuya y todo cobra SENTIDO.

"El mundo, con los afanes del día a día, corre desenfrenado buscando un futuro que aún es incierto y se agobia por un pasado que jamás volverá a repetirse. Ante esto, “¿Qué nos queda?: Vivir el hoy, sin preocuparnos por el pasado, dejándolo en manos de la misericordia de Dios, sin afanarnos por el futuro, entregándolo a la divina providencia y viviendo el hoy haciendo de lo ordinario de la vida, lo extraordinario del Amor”.[1]

 

2. Disfruta las pequeñas cosas de la vida.

Aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida; para valorar las pequeñas cosas de tu día a día.

Elige bien tus amistades, gente positiva. La negatividad y la queja es tan contagiosa como el optimismo. Así que rodéate de personas positivas que te ayuden a ser más feliz. Si estás escuchando todo el día problemas o críticas, es difícil disfrutar de la vida. Por eso, elige muy bien tus amistades.

Cultiva cada día el pensamiento positivo. Siguiendo la línea del punto anterior, intenta tener pensamientos positivos, ya que ver la vida con optimismo ayuda a minimizar los problemas y a disfrutar más de las cosas pequeñas.

Escribe frases que te ayuden a pensar en positivo y tenlas en lugares que puedas ver muchas veces al día, pueden ser pasajes de la Biblia, frases de algún Santo o alguna frase que a ti te ayude.

Existen más de 30 versículos concretos de la Biblia que hablan de la alegría y la felicidad: “. Y se alegren los que a ti se acogen, se alborocen por siempre; tú los proteges, en ti exultan los que aman tu nombre. “Salmos 5, 12

Mira la sonrisa de un niño, contempla la mirada de las personas amadas, valora todos tus dones y agradécelos, quédate unos minutos en silencio y deléitate en la naturaleza,- la obra maravillosa de las manos de Dios-. ¿Cuántos tonos de verde encuentras en un sólo árbol? Contempla el atardecer y el amanecer. 

 

3. Cultiva la virtud tan olvidada y tan vital para ser feliz: la EUTRAPELIA

Eutrapelia: es la diversión ordenada

Es de vital importancia saber utilizar nuestros momentos de ocio y Aristóteles sale al paso de quienes condenan toda actividad ociosa, señalando que, «dado que en la vida también hay descanso y en éste hay entretenimiento acompañado de diversión, parece que también aquí se produce una cierta elegancia de trato entre lo que se debe decir y cómo decirlo, e igualmente en oír».[ii] El descanso es una actividad lícita, y aun necesaria, no tanto como fin en sí misma, sino ordenada a la acción.

La diversión es necesaria con vistas a la acción, pues sólo el que de vez en cuando descansa del trabajo y se divierte podrá luego reemprenderlo con fuerzas renovadas, mientras que el que trabaja sin descanso sucumbirá a la tensión del esfuerzo continuo, y al cabo cumplirá peor su función, y el fruto de su acción será peor que la del que sabe divertirse.

Aristóteles señala que «en la conservación de esta vida es necesario descansar mediante el juego. Hay que hacer uso de él, por tanto».[iii]

Para que este uso sea ordenado y conforme a razón, Santo Tomás afirma que hay que cuidar tres cosas:

1) evitar que este deleite se busque en obras o palabras torpes o nocivas,

2) o que la gravedad del espíritu se pierda totalmente;

3) por último, hay que procurar que el juego se acomode a la dignidad de la persona y al tiempo, es decir, que sea digno del tiempo y del hombre

Estos excesos se evitan por la eutrapelia o alegría, que ordena según la razón el juego y la diversión.

 

4. En todo lo que hagas pon amor y servicio desinteresado.

Por último, y no menos importante: como nos decía San Francisco Javier:  “En todo amar y servir”,  pongamos amor en todas las cosas que realicemos desde la más pequeña a la más grande; o como Santa Teresita de Lisieux decía: “Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra.” El secreto es reconocer nuestra pequeñez ante Dios, nuestro Padre. Tener una actitud de niño al amar a Dios, es decir, amarlo con simplicidad, con confianza absoluta, con humildad sirviendo a los demás. Esto es a lo que ella llama su “caminito”. Es el camino de la infancia espiritual, un camino de confianza y entrega absoluta a Dios.

 

¡Ahora te comparto esta hermosa canción para que la disfrutes con mucha alegría! 

CANCIÓN VIVIR EL HOY

 

 ¡Que Dios te bendiga hoy!

Cynthia Bassi 

[1] Canción “Vivir el hoy” ¡Vivir el Hoy! (Video Oficial) Comunicadoras Eucarísticas ft. Kairy Marquez & Estación Cero

[i] Biblia de Jerusalén

[ii] Ética a Nicómaco IV, 8 (en adelante EN)

[iii] EN, IV, 8

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contador

Flag Counter

Quien está en línea?

Hay 6 invitados y ningún miembro en línea

Newsletter

* No venderemos su ID de correo electrónico